TESTIMONIOS

Alam Sarmiento

ENCONTRAR CAMINO

Encontrarme con la práctica del ZhiNeng Qi Gong es uno de los tesoros más grandes que ha trasformado y nutrido de la mejor manera los dos últimos años de mi vida y mi ser. Esto lo digo no solo por los beneficios que percibo en mí, no solo por la mejor salud, la más sabia paciencia, la mayor conciencia e incluso la sutil belleza que siento se ha manifestado en mí; lo digo también y sobre todo porque es un tarea que me ha permitido abrir nuevas posibilidades, diría incluso que me ha dado el poder de revivir las posibilidades dormidas y casi infinitas que puedo ser, que podemos ser. Digo podemos ser, no porque sea una respuesta mágica, masiva y lista para vender, digo podemos en plural, porque justo no es un resultado, no es una solución individual, no es una meta particular, es más bien un bello, poderoso y sanador camino. Un camino que nos permite percibir que todo lo mejor y solo lo mejor es algo que sostenemos juntos y nos sostienen, es para mí lo más cercano a una débil fuerza utópica que nos nutre y que podemos vivir como el tesoro del bien común.

Abigail Acosta

Licenciada en Fisioterapia

Entrenadora de Natación de Alto rendimiento en Deporte Adaptado

Docente

Triatleta

Cuando tome el primer nivel hace 8 meses me di cuenta que el ZNQG era mucho más que una disciplina, es toda una Ciencia que me ayudo a transformarme completamente por medio de mi propia consciencia, lo cual no solo me hizo sentirme excelente física y psicológicamente, sino que me ayuda mucho a dar lo mejor de mi poniendo toda mi energía y conocimiento en cada una de las cosas que hago. Hay días de mucho trabajo en los cuales me siento cansada de atender paciente tras paciente, pero termino de trabajar y todavía me falta entrenar mi segunda sesión, es cuando pongo en práctica el ZNQG porque cada uno de mis pacientes merecen que yo de lo mejor de mí y les ponga toda la atención y dedicación del mundo para que su recuperación sea la mejor y más rápida que se pueda. Regrese al triatlón apenas hace 1 año después de haberlo dejado de hacer por 13 años, una de las cosas por la que me anime a practicar el ZNQG es porque sé que muchos atletas de alto rendimiento lo practican, y yo tenía muchas barreras mentales para regresar al triatlón que fueron desapareciendo poco a poco con la práctica de ZNQG, y aquí sigo dando lo mejor de mí en cada entrenamiento! Gracias a eso en este año ya llevo 3 Ironman 70.3 y ya estoy en el top 10 a nivel Nacional en mi categoría. Lo que puedo decir es que el ZNQG me cambio físicamente, mentalmente y espiritualmente llenando mi vida de una profunda alegría.

HYLT

Alejandra Camacho

La práctica de Zhi Neng Qi Gong me ha dado paz y tranquilidad. Me enseña cada día el valor de la perseverancia, la constancia y la fortaleza.

Me ayuda a estar en el momento presente.

En lo físico, gracias a la práctica diaria sané un dolor de rodilla, me ha corregido mi postura y me ha dado flexibilidad.

En lo mental me ha enseñado a estar enfocada, a tener la mente conmigo que es donde debe estar. Me ha dado claridad en muchos aspectos de mi vida.

En lo espiritual me ayudó a aceptar el misterio y a ser humilde de muchas maneras.

Zhi Neng Qi Gong es para mí una práctica completa, que me ayuda a nivel físico, mental y espiritual.

Ha llegado a mi vida a darle un balance y eso me hace estar profundamente agradecida. Es un regalo maravilloso.

 

Please reload

Rebeca Durán

Mi nombre es Rebeca Durán, soy practicante de ZhiNeng QiGong desde hace 8 meses. Esta práctica ha transformado mi vida de muchas maneras, y es lo que de alguna manera yo buscaba y necesitaba para continuar viviendo con todo lo que conlleva mi vida.
A lo largo de mi camino, he vivido situaciones y experiencias que me han marcado, he logrado comprender que a eso venimos, a trabajar para lograr un crecimiento personal. Soy una persona sana y fuerte, aunque reconozco que mi proceso me llego a cansar y a veces no tener esperanzas, vivir con miedos y con ansiedad a lo que pudiese venir, creo que la pérdida de mi madre a los 14 años fue lo primero que me marco, y aunque ahora agradezco que todo lo vivido ha sido para ayudarme ha ser mejor ser humano. Para ello busque la ayuda de psicólogos, guías espirituales, amigas, para poder sanar mis emociones y pensamientos. De alguna manera se que me ayudaron, pero no al cien, necesitaba un reset de todo lo que mi cuerpo sentía, mucho cansancio, miedo, inseguridad, negatividad, impulsividad, depresión, etc, etc, creo que me mantenía viva por qué amo la vida, por qué dentro de todo trataba de ver lo bueno, y claro por mi familia. En marzo 2016 llegó a mi la información de ZhiNeng QiGong, no podía creer lo que escuchaba, pero al escuchar la información se me hizo que sonaba coherente, donde era yo quien volvería a trabajar en mi, no era una varita mágica, no era estar explicando mi vida a otras personas, y donde no me prometían nada más que solo lo que se logra con las prácticas de cada persona. Desde la primera vez que puse a prueba el Zu ChangFa, (único método donde no requiere de instrucción visual) mi ansiedad desapareció, entre más lo practicaba me sentía más relajada y con energía. No dude en inscribirme en el primer método, y desde recibir la información note mi transformación, mi mente se abría a recibir, y a estar dispuesta a trabajar, le dije a mi esposo que era el mejor regalo que había recibido de parte de él, que valía eso y mucho más. Lo platiqué con mi mejor amiga, ella igual lo tomo, y ha sido una bendición poder contar con ella para todos los cambios, procesos, sensaciones, logros que hemos adquirido. Entre ellos paciencia, volver al balance más rápido, no engancharme, disfrutar al máximo el momento, estar más agradecida con Dios, me ayudado en mi actividad física, retome mi entrenamiento en el tenis, más concentrada, más abierta con las situaciones, rápida para resolver, vivir el momento, ayudarme en mi alimentación, y además aunque mi familia todavía no lo practican veo más armonía en nuestro hogar. Segundo método lo acabo de tomar hace poco tiempo, poco a poco veo más avances como en la alimentación, elasticidad, concentración. Me mantengo alegre con mis retos y me ayuda a dejar un lado la euforia y al igual la desesperanza si no logro algo. Voy por día, me ayudado a ser persistente y constante aunque puede haber días de mayor reto, pero definitivamente veo cambios sutiles y mayores que me motivan a seguir trabajando y a lograr nuevos objetivos. Jamás lograre la perfección, pero si puedo lograr disfrutar de todo y ser mejor que es lo que Dios quiere que logremos, con todo y lo que se nos vaya presentando.
Agradezco a todos los maestros de ZhiNeng QiGong, en especial a Pamela, gran instructora, enfocada y dedicada en su práctica y enseñanza.

Alicia

Soy una mujer de 63 años diagnosticada con diabetes, hipertensión y dislipidemia.

Voy a cumplir un año de practicar Zhineng Qi Gong y lo primero que me queda claro y que noto con la práctica, es que me ha reducido el estrés que me producía el trabajo que desempeño.

Otra de las cosas en las que me ha beneficiado es, en los dedos de mis pies, ya que había un adormecimiento provocado por la neuropatía diabética (según me dice mi médico especialista).

También noto que me enfermo menos por tener más fortalecido mi sistema inmunológico.

María Tapia

Dicen que el que busca encuentra. Dicho de otra manera, si estás en la vibración correcta, las cosas te llegan.
Inspirada por una enfermedad que le causó la muerte a mi mama, me puse en el camino de la búsqueda de la salud. Cambie mi alimentación y poco a poco fui cambiando hábitos y los e ido haciendo parte de mi vida.
Durante mi aprendizaje y búsqueda de vivir mejor y ser más feliz, el ZNQG se cruzó en mi vida y es de las cosas que le estoy más agradecida a Dios.
Siento que nombrado los beneficios uno a uno, abarataría al ZNQG sonando como un informercial. Lo que puedo compartir, es que los beneficios han sido a nivel físico, mental y espiritual. Como dice el maestro Pang para mi a ZNQG a sido lo mejor y solo lo mejor. Gracias Pamela por ser el instrumento de esta increíble herramienta y hacerlo con tanta paciencia y dedicación. HYLT

Please reload

José Robles

Hace algún tiempo tengo problemas con mis vertebras lumbares.
Mi médico me hizo algunos estudios: radiografías, tomografía, resonancia magnética.
Todos arrojaron un problema muy serio en mi columna en general, discos dañados, estrechamiento lumbar, hernias, entre otros.
Empezamos a buscar algún tratamiento o terapia que me ayudara a mejorar mi estado de salud, cuando nos enteramos por internet del ZhiNeng QiGong y pensamos que esto me podía ayudar!
Para mi buena suerte Pamela daba un curso en mi ciudad y acudí con muchísima fé.
He estado practicando sintiendo una mejoría que no me daban los medicamentos, desde el primer día.
Mis dolores han ido disminuyendo y poco a poco recupero la movilidad. Ya puedo caminar sin bastón y con mas seguridad.
Hoy tengo esperanza en mi recuperación, me siento con fuerza, una mejor actitud y muy feliz!!
Gracias Pamela.
Hun Yuan Ling Tong.

María Estela Morales

Entré al curso del Primer gran Método de ZNQG en marzo del 2012 para sanarme y para salvarme.

En 2007 estuve muy grave por una reacción de mi hígado ante el dengue (dengue con complicación hepática fulminante, pero como no morí, le llamaron complicación hepática severa) donde pasé días críticos, semanas muy difíciles y luego meses de lenta recuperación; desde entontes el médico internista me dice “el milagrito”. Al siguiente año repliqué y nuevamente estuve delicada, además de que encontraron que era positiva a hepatitis B, probablemente por una transfusión del año anterior. El tercer año otra vez réplica y el hígado y todas sus funciones se alteraron una vez más.

Cuando el equipo de médicos me dijo que era casi un hecho que me haría autoinmune, que dependería de tratamiento retroviral de por vida, que si no mejoraba podría seguir cirrosis,  harta ya de todos los efectos secundarios del tratamiento, se me ocurrió cuestionar el pronóstico: ¿y si no acepto como un hecho lo que en este momento parece? ¿qué pasa si yo quiero otra historia para mí? , y decidí empezar por mirar hacia adentro con valor y con amor y escuchar lo que mi cuerpo quería comunicarme.

Necesitaba hacer cambios en mi vida para ser más congruente y retomar mi fuerza. Al poco tiempo escuché de ZNQG y supe que era lo que en ese momento necesitaba.

El resultado de la práctica en mi salud física fue contundente: comencé a sentirme mucho mejor y sin decir nada a mis médicos dejé de tomar el tratamiento. En mi revisión semestral todos los resultados mostraron un hígado sano por primera vez en cinco años, los doctores maravillados, yo agradecida y feliz, “sigue haciendo lo que estás haciendo” dijeron, y así lo hice. En ese mismo período un brote de quistes de mama se disolvió en pocos meses sin tratamiento. Mi postura corporal, columna cervical, mi rendimiento, osteopenia prematura que se revirtió, secuelas de dos operaciones de rodillas, niveles hormonales y no sé cuántos detalles más se han transformado. Mi estado general de salud es mejor que antes de enfermarme. Aprecio y agradezco mucho a mi hígado por revelarme tanto de mí al  ponerme un alto tan radical para atenderme desde otra mirada. Amo mi hígado y mi cuerpo entero porque se enfermó para salvarme.

De afuera hacia adentro es la práctica, y sí ha sido mi proceso: lo más importante se ha transformado muy dentro, lento y suave.

El ZNQG es tan simple como poderoso, profundo, radical, sutil.

Los diagnósticos no tienen peso, practicamos igual y permitimos que nuestra sabiduría encuentre el equilibrio.

No duele, se está abriendo, y a veces duele porque se está abriendo, sin preguntas, sin juicio.

He aprendido que la mente simple está siempre presente, aún en mi discursividad.

Estoy en mí, desde mí. Vivo más presente en mi cuerpo y me escucho desde ahí.

Me siento enraizada, fuerte, poderosa, vulnerable: me siento como me siento a cada instante y ese es mi tesoro.

Rodeada de cielo infinito

Sonrío desde el corazón.

Please reload

SUSCRÍBETE

Si tienes algún comentario, deseas información de próximos cursos o te interesa agendar un curso personalizado en línea envíanos un mensaje, o whatsapp te responderemos a la brevedad posible. Bienvenidos. Haz click en contáctanos.

(+521) 871 2113697
​Síguenos
  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle